Dic 27

ley_sindeHace tiempo que tenía que haber escrito este post, donde mostrar y explicar claramente mi postura respecto a la conocida como Ley Sinde, la propiedad intelectual, los derechos de autor, las descargas piratas (prefiero no hablar de ilegales o legales para no entrar en polémicas secundarias), etc.

La propiedad intelectual

El trabajo ha de ser remunerado y es inmoral que alguien se beneficie o lucre gracias al trabajo de los creadores. Si cada uno empezamos a tomar gratuitamente las creaciones de otros, mal vamos. Si pudiéramos meternos en una web donde pinchar en un link y que nos llegara la compra gratis a casa ¿lo haríamos? ¿sería moral?

Por eso, no es justo que existan páginas webs donde puedas descargarte los contenidos protegidos de manera gratuita y sin autorización del creador. Ve a donde se pueden adquirir y paga el precio fijado para ello, como hacemos con cualquier otro producto.

La Ley Sinde

Sin embargo, la solución para frenar este fenómeno de la piratería no puede ser la conocida como “Ley Sinde”, que puedes consultar aquí, de la página 89 a la 92 (en realidad se llama Disposición Final Segunda, enmarcada dentro de la Ley de Economía Sostenible creada por el gobierno de Zapatero).

Antes de seguir, te invito a leer este artículo del blog Trending Topics de El País, donde se explica muy bien todo lo relacionado con esta ley.

En resumen, esta ley es injusta por dos motivos:

1.- Entrega el poder de cerrar páginas web a una Comisión Política creada por el Ministerio de Industria, y no a un juez. Cierto es (y se lo escucharéis decir mucho a Sinde), que la ley prevé que la propuesta de clausura de un site por parte de la comisión, pase por un juez. Ahora bien, el plazo es de cuatro días, y eso en términos judiciales en este país, es como que yo decida algo tan delicado en cuatro minutos.

2.- La ley no establece claramente qué webs pueden ser objeto de denuncia y cuáles no. Es decir, no se establece qué links o contenidos pueden violar la propiedad intelectual. Y ese tipo de vacíos, en manos de una comisión política, es muuuuyyyy peligroso.

¿Y entonces? ¿Qué hacemos para proteger la PI sin violar los derechos fundamentales de los ciudadanos?

En mi opinión, todo ello pasa por los siguientes elementos:

1. Ley justa

Que trabajen en una ley justa que establezca claramente qué links y contenidos son perseguibles por la justicia, que sea ésta quién dirima el proceso (y no una comisión), y que la ley no entre en conflicto con ningún derecho fundamental de los ciudadanos.

2. Cambio del modelo de negocio

Llegamos a la clave. No puede ser que en España no exista nada parecido a Netflix, Hulu o iTunes (existe pero no de la misma manera que en USA). Es la propia industria quien está cavando su propia tumba, poniendo trabas a estos modelos. Entre pagar 25 € por un CD o DVD y adquirirlo gratis sin que el autor vea un duro, hay una multitud de opciones intermedias que pasan por estos modelos.

El caso de las Series

El caso de las Series, en España, es muy diferente al de la Música, el Cine o los Libros, e ilustra perfectamente cómo es la propia industria quien en ocasiones fomenta la piratería ¿Por qué? Pues porque en España no nos dejan pagar – sí, pagar- por una serie, de la misma manera que lo hacemos por una canción, una película o un libro.
Cuando un músico estrena un disco, me lo puedo descargar a través de iTunes, Amazon o escucharlo en streaming por Spotify. Con las pelis pasa algo parecido, aunque con algo de retraso. Se estrena y puedo verla en el cine, o más tarde descargarla o comprarla.

Pero una serie, tengo que esperar meses o años a que venga a España, y encima me la tengo que tragar doblada y a la hora que un ejecutivo de una cadena me dicte.

En USA, se estrena la serie en TV, y al poco, está disponible para su compra (descarga) o alquiler (streaming) en multitud de plataformas o incluso en la propia web de la cadena.

¿Por qué las distribuidoras y otros actores de la industria, se niegan a que podamos hacer lo mismo en España? Así es normal que haya piratería.

¿Y tú pirateas Charlas?

Muchos amigos me preguntan lo mismo, y siempre digo lo mismo. Si tengo la opción de comprarlo, no. Por eso voy mucho al cine, compro DVD’s y me descargo muchísima música pagando por ella a través de iTunes, además de escuchar continuamente Spotify. Ahora bien, las series me gusta verlas en inglés, en buena calidad, algunas con subtítulos y cuando yo pueda (mis horarios son muy complejos). La única manera de hacerlo es descargármelas en HD mediante links piratas (a través de torrents en mi caso). El día que me dejen pagar por ello, lo haré encantado.

Espero que haya dejado más o menos clara mi postura y entendáis ahora por qué ni estoy a favor de los que apoyan la Ley Sinde, ni a favor de los que apoyan el “todo gratis”. Todos están equivocados, aunque todos tienen algo de razón.

Saludos

El Charlas

san diego web design