Jul 12

Luis BárcenasEn las últimas semanas no se habla de otra en el entorno del Partido Popular. Luis Bárcenas, tesorero del partido y presunto implicado en el caso ‘Gürtel’, es el cáncer que el PP debe extirpar para, intentar al menos, salir airoso de todo este asunto, si es que aún están a tiempo de ello, algo que yo, personalmente, dudo mucho.

Como reflejaba en mi video de hace unas semanas, la pregunta que se hace todo el mundo es ¿expulsión o dimisión? La segunda opción parece la más lógica, y la preferida por casi todos, a excepción, parece ser, del propio Bárcenas, que se agarra a su cargo como una garrapata. Y la primera, la de la expulsión, parece que convence a casi todos menos a Rajoy, que no termina de dar el paso. Algunos ya empiezan a hablar de posible chantaje por parte de Bárcenas, que amenaza con repartir mierda si le tocan el cargo.

En cualquier caso, hoy he visto un vídeo que ilustra perfectamente esta situación. La autoría del texto de la pieza corresponde a Javier Algarra, Director de Informativos de Fin de Semana en Intereconomía TV, quien amablemente me ha enviado la transcripción para que os la pueda mostrar aquí. Os animo a leerla, puesto que es de lo más acertado que se puede escuchar y ver sobre la situación interna del PP respecto a este culebrón.

En el Partido Popular, cada vez son más las voces que se alzan, a puerta cerrada, para pedir el inmediato cese de su tesorero, Luís Bárcenas, por su presunta implicación en el “Caso Gürtel”. En el seno de la formación, no se entiende la doble vara de medir, que obliga a la inmediata dimisión de los alcaldes relacionados con el caso, pero que permite a Bárcenas permanecer en el cargo, perjudicando seriamente a la imagen del partido.

El propio Mariano Rajoy le ha insinuado a Barcenas que la imagen del partido saldría fortalecida si abandonara el cargo de tesorero. Se lo ha dicho en privado, esquivando las declaraciones públicas. Más clara ha sido la secretaria general. Maria Dolores de Cospedal le ha pedido directamente que renuncie a su cargo, por el bien del partido. Pero nada. Bárcenas sigue aferrado a la poltrona, dando a entender que él sabe muchas, demasiadas, cosas. Algunos hablan claramente de chantaje. Amenaza con “tirar de la manta” si le dejan colgado: amenaza con contar “cosas” de la boda de la hija de Aznar, por ejemplo. Sólo sus amigos más próximos, como Álvarez Cascos, le animan a continuar. O Javier Arenas, su compañero de padel, del que asegura que fue quien introdujo a Francisco Correa en el PP.

Bárcenas asegura que el “Luís C.” que aparece en las conversaciones del caso no es él, que a él no le llamaban “Luís el cabrón” y afirma que el apelativo se refiere a un importante constructor.

Bárcenas piensa plantar cara, y piensa hacerlo al margen del partido. Cuenta con su propio abogado, Miguel Bajo. Y también con su propio asesor de prensa, Santiago Lago, cuyo nombre aparecía en la contabilidad B de Francisco Correa, además de haber sido abogado de la agencia de viajes Pasadena, una de las empresas de la trama. Es el asesor que le consiguió su entrevista con Raúl del Pozo en la que llamó “retrasada mental” a Cospedal.

En el PP hay preocupación. Todos saben que cada minuto que pasa con Bárcenas como tesorero deteriora más y más a la formación. No entienden el doble rasero. A los alcaldes implicados se les obligó a dimitir de inmediato. A Bárcenas no. ¿Porqué? Todos miran a Rajoy. Debería cesarle de manera fulminante. Sería un buen modo de zanjar el asunto y demostrar autoridad en el partido.

Javier Algarra

¿Y vosotros qué pensáis? Hala Chárlowers, os animo a mostrar vuestra opinión en la encuesta de la derecha, así como en los comentarios de esta entrada.

Jun 23

Es la pregunta del momento ¿Expulsión o Dimisión? Unos no contestan, otros se hacen los despistados hablando de fútbol, a otros les cambia la cara (ojo a Cospedal al escuchar la preguntar), pero solo Esperanza reconoce que la pregunta es jodida. Hombre, si te parece vamos a hacer preguntas fáciles… ;)

san diego web design