Sep 29

youview_logoDesde que existe el mando a distancia, en todo hogar ha existido siempre una guerra fraticida por controlarlo. En casa de unos amigos que son 11 hermanos, le llaman el poder. Ese pequeño aparato es capaz de sacarnos a todos nuestro lado oscuro de la fuerza.

Pero la guerra por el mando puede que tenga los días contados. Y todo porque el modo en que vemos la televisión está cambiando. Y más que va a cambiar.

Hace unos días se anunciaba en el Reino Unido la creación de YouView, una decodificador para ver la televisión de manera gratuita por Internet. El funcionamiento es sencillo.

Compras el aparato, lo conectas a Internet y al televisor, y a disfrutar de multitud de contenidos sin pagar una sola libra más. Aunque, para los usuarios más exigentes, existe también la posibilidad de comprar contenidos premium como películas, series americanas, etc. Detrás de esta maravilla se encuentran varios canales británicos (incluida la BBC) y otras empresas de telecomunicaciones. Pero lo mejor es la gestión de los contenidos a través del decodificador. Es algo parecido al iPlus de Digital + en España, pero más avanzado. Puedes rebobinar o pausar un programa. Puedes grabarlo en su disco duro, o incluso puedes ver programas pasados. Y aquí está la verdadera clave.

cadenas_youviewPor fin alguien se ha dado cuenta de que ya no vemos la televisión como antes. Se acabó eso de sentarse en el sillón con el mando “a ver qué hay”. O tener que llegar corriendo a casa porque va a empezar nuestro programa favorito. Hoy en día los telespectadores elegimos cuándo y cómo queremos ver un programa. La televisión ofrece el contenido, pero Internet es el mejor medio para gestionar su consumo. ¿Por qué no fusionarlo?

Quiero algo así en España. Además, beneficiaría a todos. A los proveedores les devolvería el trozo de pastel que les está robando Internet. A los espectadores les facilitaría el consumo de televisión. Y a las familias les traería paz y armonía, pues ya nadie se pelearía por el mando.

* Columna publicada en La Gaceta el 28 de septiembre de 2010

Tagged with:
Sep 15

barack_obama_halloween_snl

Barack Obama participa en un sketch del programa americano Saturday Night Live

Digámoslo alto y claro. La clase política en España deja mucho que desear. Hace tiempo que lo sabíamos. Se ha perdido el espíritu de servicio que debe ser la inspiración de todo político, en favor de un servicio de autoenriquecimiento, que deriva en políticos cutres e inútiles.

Pero lo que ustedes a lo mejor no sabían es que además son tontos y poco hábiles por su absurda alergia a los programas de humor en televisión. En Estados Unidos, es muy normal ver a políticos de primer nivel acudir a programas de humor a reirse, hacer reir e involucrarse en el show propio del programa. Y no se les caen los anillos. Bueno, de hecho, no solamente no les importa, sino que incluso se siente orgullosos de ellos. Para un político americano, es todo un honor que sea invitado a participar en el Saturday Night Live (cantera de los mayores humoristas y actores cómicos, como por ejemplo Eddie Murphy, Steve Martin, Will Farrell, Tina Fay, Adam Sandler, Mike Mayers… y un eterno etcétera). Y no se confundan, que allí no van únicamente en campaña a soltar sus principales arengas y reclamos políticos. Van simplemente a hacer humor, e incluso a reirse de si mismos.

En España, sin embargo, es casi imposible ver a un político acudir a un programa de humor. Creen que les resta credibilidad. No se dan cuenta que lo que les resta credibilidad es su incapacidad para ponerse de acuerdo, vivir del cuento, tener más vacaciones que un colegial o los interminables casos de corrupción.

Ultimamente se está poniendo de moda que algunos acudan a La Noria (Pepe Blanco, Tomás Gómez, Artur Mas y dentro de nada Trinidad Jiménez). No me parece mal, es un paso. Pero si se fijan, aunque se trate de un programa de entretenimiento, es más de lo mismo. Van a hablar de lo que les interesa, como en cualquier otro programa de entrevistas. Si al menos en estos formatos más “serios” dejaran preguntar libremente… Pero es que encima, pobre del periodista que haga preguntas de periodista, es decir, a la yugular.

* Columna publicada en La Gaceta el 14 de septiembre de 2010

Sep 05

footballs_coming_homeDamas y caballeros, niños, niñas y hasta mascotas varias, el verano llega a su fin y eso significa que vuelven los madrugones, las broncas del jefe, los atascos, el colegio de los niños (eso para algunos padres es un notición), el ticket de la hora… ¡y el fútbol a la televisión!

Vale, espera, para. Ahora es cuando no sé qué hacer: si alegrarme o no. Si alinearme con los que creen que sus vidas vuelven a tener sentido después del trabajo, o con los que consideran que un partido de vez en cuando –y más si se trata de España ganando el Mundial- es más que suficiente, pero todos los días…

Les explico. Como aficionado al fútbol estoy encantado de poder volver a disfrutar de Cristiano, Messi, Iniesta, Casillas, Forlán, Cazorla, Mata, etc. Pero por otro lado, trabajo en televisión, dirigiendo y presentando un programa. Y ahora que empieza la nueva temporada, es posible que hayas cambios de programación, que se muevan las parrillas… ¡y hay miedo! Miedo por coincidir con el fútbol.

¿Quién querría que situaran su programa a la misma hora que los partidos? Es un suicidio en audiencias. Alguno pensará que la solución es tan fácil como intentar que tu programa se emita un día que no haya fútbol… Ya ¿pero cuándo?. Los sábados, domingos y lunes hay Liga. Los martes y miércoles Champions League. Los jueves Europa League. Y aquellas semanas que no hay competición europea, los sustituyen por Copa del Rey o más Liga. ¡¡¡Noooo!!!

Al menos nos queda un consuelo para hacer más divertida esta temporada futbolística: la guerra abierta entre Cuatro (Prisa) y La Sexta (Mediapro), por los derechos del fútbol, la cesión de imágenes, los impagos, etc. Es tan bonito ver a los dos “muy mejores amigos” de Zapatero llorando a su líder por ver a quién quiere más. ¡Ah!, lo que nos vamos a reír.

Por cierto, observarán que estratégicamente he evitado diferenciar entre hombres y mujeres a la hora de referirme a los que gustan o no del fútbol. No quiero tener problemas con ningún político, o “política”.

* Columna publicada en La Gaceta el 4 de septiembre de 2010

Oct 08

Música en directoLos que me conocen personalmente o siguen habitualmente mi blog, saben que siempre he sido un defensor de la música en directo. No concibo un grupo o artista que no pueda, tras grabar un disco, ser capaz de interpretar su música en directo. En un directo es donde uno demuestra si es bueno o no. Es la esencia pura de la música.

Por eso, también soy un defensor de la música en directo en Televisión. ¿Qué es eso del playback? Los grupos que lo hacen deberían avergonzarse. Si no sabes tocar, no toques, limítate a grabar disco, pero no engañes a la gente.

Por eso, es de agradecer actitudes como las de Buenafuente, por poner un ejemplo, que no permite que en su programa se haga playback. El que venga a tocar, que lo haga en directo, y demuestre que sabe. El que no, que se quede en su casa.

Sin embargo, no todos los programas son iguales. Es más, lo normal es que sea al revés. Que sean los propios programas y cadenas de televisión las que fomenten el playback, o incluso prohíban a los grupos traer los instrumentos y tocar en directo. ¿Por qué? Pues por motivos técnicos y de comodidad. Es más fácil poner un disco, darle al play, y que el cantante mueva la boca, a traer instrumentos, conectarlos, probar sonido, hacer que todo suene bien, etc, etc, etc.

Eso es lo que le pasó hace poco a Muse, en una cadena de televisión italiana. Iban a presentar su nuevo disco y no les dejaron tocar en directo. Cualquier grupo mediocre hubiera aceptado. Los buenos grupos se hubieran plantado y no hubieran ido. Pero solo Muse pensó en una idea mejor: reirse del programa haciendo un playback un tanto curioso. ¿Cómo? Lo explicaron perfectamente nuestros compañeros de Hipersónica:

Dom Howard, el batería, ha decidido echarse el bajo al hombro (y como buen zurdo se le ve rarísimo), agarrar el micro y usurparle las funciones a Matt Bellamy, que ha preferido deleitarse con unos buenos solos de batería, mientras que el más sobrio Chris Wostenholme ha agarrado la Manson y el teclado para probar nuevos horizontes. Todo un esperpento caricaturesco para ridiculizar a un programa que no les permitió o no les ofreció los medios necesarios para tocar en directo.

Aquí os dejo con el vídeo de la actuación:

Hala Chárlowers, si algún tengo un programa de televisión con actuaciones musicales, serán con sonido en directo, lo prometo.

Tagged with:
Sep 28

Futbol TVYo no sé vosotros, pero yo tengo un lío sobre cómo ver el fútbol en televisión tremendo. Con tanta batallita entre Mediapro (La Sexta) y Digital + (Prisa), uno ya no sabe qué hacer para no perderse a su equipo favorito cada fin de semana.

Pues bien, nuestros compañeros de Terra han diseñado una infografía explicando la oferta de cada operador. Espero que os sirva:

http://noticias.terra.es/espana/2009/0911/actualidad/ver-liga-futbol-television-cadenas-gol-tv-imagenio.aspx

Hala Chárlowers, recordad que siempre os quedará Punto Pelota, los domingos a las 23:00 en Intereconomía TV, con todos los goles, resúmenes y mejores jugadas de todos los partidos, y la posterior, famosa y divertida tertulia.

Tagged with:
san diego web design